El Universal

Lo llaman el 'Mandela' del tricolor

AXAPUSCO, Edomex.— Profeta en su tierra. Aclamado y querido por sus paisanos, por los suyos. Como si el tiempo se hubiera detenido para él, para todos. Parecía que aún fuera gobernador y ellos los gobernados.

“Gracias a mi tierra”, fue lo primero que dijo Enrique Peña Nieto. “Es una enorme emoción regresar a mi tierra, a mi casa”, dijo estremecido.

Su primer día de gira como candidato presidencial en el Estado de México no fue en Toluca o en Atlacomulco, su tierra natal, sino en Axapusco, un municipio rural del nororiente mexiquense, situado a más de 150 kilómetros de distancia del corazón de la entidad que administró hasta el 15 de septiembre pasado.

El pretexto para regresar a su tierra fue rendirle un homenaje silencioso a Emiliano Zapata por el 93 aniversario de su muerte. Aquí se encontraron el Caudillo del Sur y el candidato. El héroe revolucionario y el priísta. Este 10 de abril Zapata se vistió de verde, blanco y rojo, los colores del PRI.

Elogios al priísta

El líder de la CNC, Gerardo Sánchez, llenó de elogios al candidato presidencial. Lo comparó con líderes internacionales de ahora y de antes.

El dirigente campesino calificó a Peña como “un verdadero estadista”, como Nelson Mandela, ex presidente sudafricano, porque sabrá cómo hacer más competitivo al sector agropecuario y silvícola para garantizar la soberanía alimentaria del país.

La analogía continuó. Sánchez vio similitudes del ex gobernador con Otto von Bismarck, el ex canciller alemán, y considerado el fundador del Estado teutón moderno.