El Universal

Me cansé de rogarles a los dirigentes de Morena: Zepeda

El ex candidato del PRD a la gubernatura del Estado de México, Juan Zepeda Hernández, urgió a los convocantes e impulsores del Frente Amplio Democrático (FAD), incluyendo su partido y el PAN, a ponerse de acuerdo para elegir su candidato presidencial a más tardar entre mediados de septiembre y principios de octubre, para tener mayores posibilidades de ganar, pues de lo contrario estarían llegando con retraso a la contienda presidencial.

Citó que por ejemplo, si en Edomex él hubiera iniciado su campaña dos semanas antes, “el resultado hubiera sido distinto”, pues afirmó le faltaron metros a la pista para levantar más el vuelo y llegar hasta el tope en la elección.

Cepeda Hernández visitó hoy Nuevo León para reunirse con militantes a fin de promover el FAD que, aseguró, no es un movimiento en contra de Andrés Manuel López Obrador, ni del Partido Revolucionario Institucional y tampoco es una reedición del Pacto por México, ahora en el terreno electoral, sino un llamado a partidos, independientes, ciudadanos sin militancia y organizaciones civiles para “la salvación nacional”.

Inició el día reuniéndose con el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, lo que retrasó casi dos horas su rueda de prensa y un desayuno con militantes perredistas.

Señaló Cepeda que, como decía el cantante José Alfredo Jimenez, “me cansé de rogarles” a los dirigentes de Morena para que fueran en alianza en Edomex, pero como muchos otros, tenían la lectura que el PRD iba a desfondarse y hasta podría perder su registro, así que “Morena nunca quiso hacernos caso de que fuéramos aliados”, y esa postura la refrendó Andrés Manuel una semana después de las elecciones, cerrando cualquier posibilidad de un frente electoral de la izquierda para 2018.

Fue entonces, dijo Cepeda, que el PRD construyó una propuesta “que actualmente es la que está fijando la agenda política nacional, cuando convoca a formar un Frente Amplio Democrático, donde podamos caber todos, que más allá de intereses personales, de partidos, pactemos un Proyecto de Salvación Nacional, sin que nadie renuncie a su ideología, poniéndonos de acuerdo en temas de la economía, seguridad, educación, a fin de pactar un Programa Nacional de Gobierno, y un gobierno de coalición”.

El también aspirante a encabezar la candidatura del FAD, expresó que es necesario que sus impulsores “vayamos acelerando los tiempos y las definiciones, para que tengamos candidato entre mediados de septiembre y principios de octubre, no podemos ir más allá, porque será apretar los tiempos al interior de cada partido, y aquellos a los que les resulte más difícil ir construyendo una candidatura, se van a quedar con los dedos en la puerta”.

Expresó que el FAD va más allá del PRI y el PAN, ya que están convocando a otros partidos, e incluso a los independientes, como Jaime Rodríguez Calderón, ya que su inclusión enriquecería la forma en la que pretendemos ver al frente. Se imaginan –dijo, “la invitación está incluso en el escritorio de Andrés Manuel López Obrador”.

Reconoció Cepeda que el principal reto del FAD es evitar que se entrampen o dividan al momento de elegir al candidato del FAD, por lo cual propuso un método mediante el cual se buscaría un consenso donde se incluirían preferentemente ciudadanos apartidistas; y de no darse el acuerdo, abrir una libre competencia con tres parámetros.

Estas tres pruebas serían: una encuesta de preferencia electoral, tomando en cuenta la opinión efectiva o potencial de crecimiento de los aspirantes; realizar una serie de debates frente a un panel de expertos, donde se plantearían propuestas y soluciones a los problemas del país; y una elección abierta, como las primarias de Estados Unidos.

Así, dijo, el que obtenga la mejor calificación tras someterse a esas tres pruebas, sería designado candidato del FAD, y los demás estarían obligados a sumarse al ganador. Pero lo ideal sería alcanzar un consenso para la postulación de un candidato apartidista.

Cepeda Hernández afirmó que la decisión del PRI para quitar los candados que impedían postular a candidatos sin militancia, “es una reacción a la iniciativa del FAD, porque ven con preocupación que el próximo año van a perder”, porque el 80 por ciento de los mexicanos dicen que van a votar por alguien distinto al tricolor. Sin embargo, acotó, “el respeto al partido ajeno es la paz”, por lo cual prefiere ocuparse del PRD.

Al opinar sobre Andrés Manuel López Obrador, señaló que “alguien que aspira a ser un estadista, tiene que ser tolerante, incluyente, escuchar y acrecentar su verdad, yo siempre fui un lopezobradorista, pero en este proceso de Edomex, tuvo actitudes de intolerancia, cerrazón, autoritarismo, y eso hoy al país no le sirve, porque un proyecto de nación se construye a partir de estas muestras”.

Afirmó que cuando fue jefe de Gobierno del Distrito Federal, López Obrador “tuvo serias diferencias contra la Asamblea Legislativa, y más allá de proponer reformas constitucionales o leyes, gobernó mediante decretos, eso también es preocupante, en una democracia se discute, se ventilan los temas y se llega a acuerdos”.

Cepeda Hernández, descartó desbandas de perredistas para apoyar al tabasqueño, pues recordó que el 90 por ciento del consejo apoyó la propuesta del FAD, y gente como Pablo Gómez, Leonel Godoy, Alejandro Encinas, vaticinaban que el partido se iba a desfondar por no apoyar a Delfina Gómez en Edomex, y sin embargo el PRD obtuvo su votación más alta.

Agregó que quienes se están yendo “son aquellos que desconocen el espíritu del PRD que es el sustento social, y aquellos que hoy no ven que se les pueda cumplir en el partido la aspiración de lograr nuevamente su diputación plurinominal, porque el FAD exigirá resultados para tener espacios. Pero aquellos que se van a Morena y piensan en eso, que lo piensen dos veces porque allá hay una lista tremenda y unas filas larguísimas que no creo que les alcancen.