El Universal

Anaya puede dividir o debilitar al PAN: Margarita Zavala

Margarita Zavala Gómez del Campo cierra el puño para mostrar fortaleza y asegura que a ella no la para nadie en su búsqueda por ser candidata a la Presidencia de la República por el PAN y recuerda que siempre ha encontrado los espacios necesarios frente a los límites que le han puesto.

En entrevista con EL UNIVERSAL después de presentar su primer libro: Margarita. Mi Historia, de la editorial Grijalbo-Penguin Random House, la ex primera dama asegura que tiene claro que el actual líder nacional del PAN, Ricardo Anaya, ya decidió ser contendiente en el proceso interno para ser el abanderado presidencial del blanquiazul en 2018.

Margarita Zavala reconoce que muchos del equipo de Ricardo Anaya lo adelantan, que el queretano estará en la boleta interna del PAN, pero la panista ataja y le reitera lo que ha dicho en público y privado: que no se puede ser árbitro y delantero, porque las cosas para el PAN podrían complicarse.

La esposa del ex presidente Felipe Calderón asegura que no se puede ser juez y parte, como lo está haciendo el líder nacional del blanquiazul, pues considera que puede confundir, dividir o debilitar al PAN. Además, está consciente de que Acción Nacional tiene una gran oportunidad de ganar la Presidencia de la República en 2018 y por ello pide a los panistas salir “unidos, a tiempo y fuertes”.

La panista, de cuyo atuendo destaca su tradicional mascada que le envuelve el cuello, asegura que al interior del PAN ha fallado la equidad, pues después de que Anaya ya apareció en un millón de spots ahora le ofrece a ella estar en los tiempos oficiales del partido.

Adelanta que no se negará a estar en los spots, pero eso no es un asunto, dice, de concesiones, sino de reglas equitativas. Rechaza que sea un “dulce envenenado” de Ricardo Anaya porque la pueda sancionar la autoridad electoral, más bien detalla que la sentencia del Tribunal Electoral dice que no se vale que haya un único vocero.

Sobre el padrón del PAN dice que ha generado mucha desconfianza y reconoce que así como está no puede elegirse un candidato a la Presidencia, por eso están haciendo el referendo al que, incluso, les está ayudando el INE.

¿Cómo se siente con este nuevo libro que acaba de presentar?

—Es el primero, es un libro importante porque aun cuando voy a estar bajo el escrutinio público sí decidí compartir algunas cosas que no se conocen de mi vida pública.

He estado relacionada con muchas cosas que tienen que ver con el país y hay una parte que no se conoce ni se conocía y la quise poner, no en términos de memoria, es importante porque hay muchas cosas que se saltaron, pero sí la expresión de quién soy, porque finalmente todos somos resultado de nuestras historias, de la historia de nuestros padres, de nuestra infancia, adolescencia y está marcado por un profundo amor por México.

¿Hace críticas fuertes al PAN?

—No creo que muchas, es un partido al que conozco enormemente, que le ha dado sentido a mi vocación política y además me ha formado, entonces hay un profundo cariño hacia Acción Nacional.

¿Coincide con las personas que aseguran que el PAN tiene una gran oportunidad de ganar la Presidencia en 2018?

—Sí, coincido porque lo veo, porque nos lo piden y esto tiene que ver también con que eso es lo que nos compromete mucho más como partido, para estar mucho más a la altura, para tener autocrítica, para las lecciones que tuvimos que haber aprendido en la historia que ahorita tenemos que recopilarla, las recopilemos y las llevemos a cabo, es un gran momento para el país, no sólo para el Partido Acción Nacional, sino para el país que, es otra vez, un momento difícil en el que me emociona saber que mucha gente nos está volteando a ver.

¿Y entonces qué pasa? Porque la imagen que se proyecta es de división y de confrontación.

—Yo por eso no he dejado de trabajar con los ciudadanos. Me parece que es importante, por un lado, estar trabajando, platicando y con los que quieran que yo platique para que salgamos adelante, unidos, fuertes; pero al mismo tiempo sé muy bien que un partido político es un instrumento de los ciudadanos que no puede dedicarse a mirarse a sí mismo, tiene que voltear a ver a los ciudadanos y eso es fundamental, de ahí ha venido realmente mi fuerza.

¿La dualidad de Ricardo Anaya está poniendo en riesgo la victoria del PAN en 2018?

—Hay unos asuntos que son temas personales y de reflexión. Expreso mi opinión y se la expreso a él personalmente, la he comentado. Otra que tiene que ver con el sentido democrático y de equidad en las reglas, de equidad en la toma de decisiones y también al mismo tiempo de cuando se comparte una decisión, en realidad, se hace mucho más fuerte y que el PAN no puede olvidar esa fuerza que tiene a partir, no de decisiones unipersonales, sino de decisiones que tienen que ver con personas, con hombres y mujeres que están, por ejemplo, decidiendo los destinos de los estados de la República. En ese sentido está ahí el reto que pido que se vea, pero al mismo tiempo decir que si perdemos lo de afuera, lo que hagamos adentro no tendrá ningún sentido.

¿Considera que pone en riesgo Anaya está victoria?

—En riesgo pone muchas cosas, en riesgo pone si no nos decimos claramente las cosas, pero también cada vez que uno no asume el compromiso, desde el lugar en donde está, también se debilita y hago yo mi tarea y pido también que los otros reflexionen.

Anaya se aferra a mantenerse en la dirigencia y mantiene esta posible aspiración, ¿cuál será el camino que seguirá Margarita Zavala ante esta situación?

—Yo le he dado mi opinión claramente y, aunque le canse un poquito, se la seguiré dando. Pero también no todo se reduce a una cosa, yo estoy convencida de que la unidad del partido es importante, siempre y cuando no sea ficticia, sino que realmente sea unidad, y al mismo tiempo haré todo lo posible por sacar un partido fuerte. Creo que hay talento para sacarlo, creo que hay dirigentes, que asumiendo su rol de dirigente, y sobre todo su responsabilidad de cara a la nación, podremos sacar las cosas adelante, yo apelo a eso, apelo no sólo a temas de derechos políticos, no sólo a temas de mera estrategia de poder, sino a la responsabilidad que se tiene frente a la nación. Así soy, así he decidido las cosas, a veces me he equivocado.

¿Ve una alianza con el gobernador Rafael Moreno Valle?

—Yo espero que la alianza sea con Acción Nacional en términos de partido y con los ciudadanos en términos electorales.

¿Va Acción Nacional hacia una fractura por la cerrazón de su presidente, Ricardo Anaya?

—No todavía, para eso estamos varios, que no estamos dejando que eso llegue a romperse.

¿Qué respondió Anaya cuando le planteó que debe definirse si va por la candidatura a la Presidencia de la República o por la dirigencia?

—Lo que él ha dicho es que no va a renunciar a sus derechos políticos, y claro, para eso hay respuestas. Pero no fue lo único que platicamos, también platicamos en términos de cómo se deciden las cosas, dónde se están decidiendo, dónde podemos lograr mayor participación en las mesas y me comentó acerca de unas mesas de diálogo que se siguen haciendo en los estados con procesos internos y al mismos tiempo comentamos también lo que tiene que ver con uno de los procesos más importantes de un partido político. Yo le pido, que de algún modo lo encabece, en razón de su función y su responsabilidad de jefe nacional, más allá de los derechos políticos que tiene cualquier ciudadano.

¿Ve a Anaya sincero en sus respuestas, porque muchos dicen que Anaya va a estar en la boleta interna?

—Lo dicen muchos de su equipo, lo sé [que Anaya va a estar en la boleta], pero bueno… yo estoy platicando con él.

¿Cree que va a estar en la contienda por la Presidencia?

—Hasta que lleguemos a las cosas, ¿no? Por lo pronto me queda claro que [Anaya] ha decidido ya también ser contendiente y bueno, pues con el tiempo, yo creo que hay tiempo para platicar.

¿Cuándo debe renunciar?

—Son cosas de fechas, no es lo único, entonces ya sabe mi opinión, hay que seguir platicando en temas de equidad, que esa es la que ha fallado, en gran parte por esa dualidad; pedir que alguien no sea juez y parte es pedir un principio elemental de derecho, democracia y de justicia. El que sea árbitro que no esté buscando ser delantero ni que delanteros busquen ser árbitros, porque pueden complicarse las cosas.

¿Las cosas pueden complicarse hasta llegar a la ruptura?

—No, la apuesta está en que todos vamos a estar a la altura que el país necesita y reclama.

¿Anaya la está bloqueando para ser candidata presidencial?

—Bueno, porque se confunde esa doble calidad, no desde el lado de jefe, sino desde el otro lado, ¿no? Yo hice referencia al momento de la diputación que también, aclaré; bueno, pero le agradezco mucho porque si algo me tiene pensando en el país y en los retos del país, y en realidad en el lugar en donde yo debería estar, es precisamente esa decisión, así es que pasa por mi vida.

¿Cree que Anaya se quiera agandallar al partido?

—Yo creo que hay muchas tentaciones en la política, existen muchas tentaciones que se tienen que resolver éticamente, con reflexiones profundas y que al mismo tiempo tienen que resolverse poniendo en el centro al país y también a las obligaciones que uno asume, pero también se requiere, muchas veces, sabiduría.

¿Qué opinión tiene de que Anaya tenga a sus hijos en EU?

—Yo soy alguien, por ser mamá, que trato de no exponer mucho a mis hijos, de hecho los cuido, y si no expongo a los míos, tampoco expongo a los otros. Para mí el tema con él es porque el otro lo ha venido aclarando y el IMCO [Instituto Mexicano para la Competitividad] sacó su aval. Mi tema con él es un tema de responsabilidades de cómo vamos a trabajar en conjunto, cómo podemos hacer equipo como partido político y como Acción Nacional y, al mismo tiempo, mi tema es democrático y de reglas inequitativas.

¿Hasta ahora no ha existido equidad en la contienda?

—En lo que llevamos, no realmente. Es cierto que yo no tengo ningún cargo político y que soy parte de la Comisión Permanente, pero a diferencia de los otros aspirantes no tengo ningún otro cargo y no tengo sueldo por cargo político, no tengo cargo en el gobierno; pero hay condiciones que, en caso de darse su candidatura ya se hicieron inequitativas, como lo de los spots, pero esto va mucho más allá y es cómo queremos que el partido salga más fuerte y más unido y por ahí hay que trabajarle.

¿Va a utilizar los spots que Anaya Cortés ofreció darle?

—Me parece importante que eso lo revise mi equipo y que sea en la medida de que eso ayude al partido, hay que poner en el centro estas decisiones.

¿Pero no se niega a que a va aparecer en ellos?

—No, no me niego a aparecer. Yo creo que esas cosas no hay que negarse en general, pero también que sea parte de un asunto, no de concesiones, sino de reglas equitativas, estoy consciente de que después de un millón de spots, se están ofreciendo.

¿No ve un dulce envenenado por actos anticipados de campaña?

—Al contrario, veo una sentencia del Tribunal Electoral [del Poder Judicial de la Federación] de hace poco que justamente dice: ‘No se vale ser vocero único del partido político’, así va el criterio.

¿Pero sí se puede elegir un candidato con el actual padrón?

—Con el actual ellos mismos lo están refrendando, justamente porque no se puede elegir están haciendo ese ejercicio, me lo explicó, ese ejercicio que están haciendo en Guanajuato y que hasta el Instituto Nacional Electoral ha intervenido, la verdad es que de fondo sigue habiendo una serie de problemas, pero para eso hay que entrarle a ese tema. No lo comento porque a ese tema hay que entrarle completito, a través de personas, unas partes son expertas y otras son de sentido común.

¿A Margarita Zavala Gómez del Campo no la para nadie?

—No, como lo ven y lo digo en mi libro [Margarita. Mi Historia,] sé encontrar los espacios frente a los límites. He sido formada en la lucha por las libertades, lucha por la democracia y en las consecuencias que significa buscar el cambio en momentos muy difíciles del país, trabajé y me formé y así es como he seguido actuando.