El Universal

ENTREVISTA 'PRI elegirá candidato por asamblea en 2017'

En el Partido Revolucionario Institucional (PRI) del Estado de México se tienen los tiempos claros para la elección de su candidato a la gubernatura, que estará en juego en junio del 2017, por eso, su dirigente Carlos Iriarte asegura que el hecho de que algunos aspirantes se hayan destapado no les mete presión alguna.

Por lo pronto, tienen claro que será a través de una asamblea de delegados como se elegirá al abanderado del tricolor, pero antes la dirigencia nacional tiene que definir los criterios que se tomarán en cuenta para la selección.

En entrevista con EL UNIVERSAL, manifiesta que la propuesta de crear un gran frente opositor —que impulsa el PRD— para sacar al tricolor del gobierno, no les preocupa, porque están preparados para enfrentar y mantenerse en el poder por seis años más.

Si bien, cuida cada una de sus respuestas para no entrar en una confrontación con la oposición, recuerda que en las elecciones de 2015 ganaron 31 de los 40 distritos, lo que muestra el poder del Revolucionario Institucional en el Estado de México, a ello, añade que tienen un padrón de más de 2 millones de militantes y que en el reciente proceso de renovación de los cuadros municipales y seccionales participaron alrededor de 400 mil priístas.

Esa es la base con la que van a partir para participar en el proceso que está a la vuelta de la esquina.

En las últimas horas se ha intentado gestar de una gran oposición de todos los partidos en contra del PRI, ¿le preocupa?

—Nosotros no improvisamos, nos preparamos para cualquier escenario y entendemos que las encuestas son un referente. La encuesta concreta en términos electorales fue el resultado de 2015 en el Estado de México. De 40 distritos federales que tiene el Estado de México 31 los ganó el PRI, y el resto de los nueve, los ganaron diferentes partidos políticos que se quedaron con las demás diputaciones.

Esto significa que si bien somos un partido sólido, también podemos conformar alianzas con otros partidos y, particularmente, con la sociedad que es nuestra principal alianza.

¿Con quienes irían en alianza?

—Hoy estamos aliados con el Partido Verde Ecologista y con Nueva Alianza y estaremos próximamente para iniciar un diálogo con otros partidos, primero con los que estamos aliados para saber si vamos a continuar con esta alianza que nos ha entregado resultados muy positivos y en donde las plataformas, la conformación ideológica de estos partidos coincide con la nuestra.

¿Al PRD, PAN, PT y Morena les alcanza para derrotar al PRI?

—Los números que tenemos de 2015 nos ponen en un escenario competitivo, pero no bajamos la guardia, trabajamos todo el tiempo.

La última encuesta de EL UNIVERSAL da una diferencia de seis puntos en el PRI y el PAN y en las preferencias electorales, no son muchos puntos cuando todavía no hay candidatos definidos.

—Estamos muy conscientes del reto, va a ser competido, lo entendemos, pero no sólo vamos a analizar esta encuesta vamos a analizar, también a la sociedad con la que tenemos un gran compromiso político, ahí se ve reflejado que el partido está vigente, tiene la confianza de la sociedad y entiendo que si se dan las alianzas con otros partidos políticos tendremos más posibilidades de ir al encuentro con la sociedad.

¿Seis puntos en las encuestas son muchos o son pocos?

—Si hoy fuera la elección, seis puntos, en el caso del Estado de México y si votan cinco millones de personas, son un número de importante de votos.

Yo iría más allá, no nada más los puntos, sino la capacidad que tenga mi partido para la reflexión y el análisis respecto de nuestra oferta política, que sea de la profundidad, de la consistencia, de la claridad de lo que vamos a plantear y la perspectiva que vayamos a tener para la construcción de políticas públicas.

Más allá de la posible alianza opositora, pareciera que el mayor reto está dentro del partido, porque tiene muchos candidatos

—El PRI forma cuadros siempre pensando en términos de nación, tenemos hombres y mujeres con vocación de servicio probada, con perfiles muy definidos y que seguramente serán analizados con el CEN para definir qué perfil, para qué contexto, cómo vamos a llevar este proceso y quién va a abanderar las causas de partido en el estado.

¿No hay riesgo de fractura con tantos posibles tiradores?

—No hay riesgo de fractura, por el contrario yo estoy convencido de que la formación de mis compañeros es sólida y forma parte de nuestro partido y eso nos da garantía.

¿Ya comenzaron a platicar sobre algunos acuerdos primarios entre los posibles candidatos?

—Conozco a cada uno de ellos en su desempeño, eventos, foros, espacios y tengo 30 años en el partido. Sin hablar por ellos te puedo decir que son cuadros distinguidos que están debidamente formados y yo creo que juntos vamos como equipo a entregar muy buenos resultados.

¿De acuerdo con la encuesta de EL UNIVERSAL Alfredo del Mazo es de los más destacados, qué opinión le merece?

—A mí me toca tener un partido posicionado, para cualquier comentario tendremos que esperar a que se emita la convocatoria el CEN, una vez conociendo sus criterios y cuál va a ser el planteamiento para la elección del candidato estaremos más claros en el partido. A mí me toca hoy evaluar la consistencia de mi partido y cómo lo ve la sociedad en los retos por venir, lo demás son temas interesantes, qué bueno que se mencionen a muchas mujeres y hombres, pero estaré muy atento a que se emita la convocatoria.

Habla de esperar los tiempos, pero algunos ya levantaron la mano.

—Todos tienen un derecho legítimo y su aspiración también es legítima. En tanto no haya convocatoria, el presidente del PRI en el Estado de México tiene que seguir la tarea que los consejeros determinaron que asumiera, que es coordinar esfuerzos. Si un militante del partido expresa su intención es a título personal, de manera institucional esperaremos a la convocatoria.

¿Los destapes anticipados no aceleran los tiempos?

—La agenda del partido está en dos vertientes, primero la agenda interna: Renovación de comités, consejos y, por otro lado, aquella que tiene que ver con el instituto electoral. Los tiempos son los siguientes: El 22 de noviembre inicia la posibilidad para que los partidos políticos a su interior diseñen o ejecuten la selección de sus procesos internos o la selección de candidatos, el 24 de diciembre es fecha límite para registrar candidaturas comunes, el 23 de enero es fecha límite para registrar coaliciones y a partir de eso hay 39 días de precampaña para que en los primeros días de marzo la sociedad conozca oficialmente cuáles son los candidatos que cada partido seleccionó.

¿Cuál será el proceso interno del PRI para elegir a su candidato?

—Considero será por asamblea de delegados, que es donde los representantes de todos los sectores, todos los distritos, de todas las comunidades y municipios del estado, forman parte de esta asamblea para su designación.

También aparece el nombre de Carlos Iriarte como posible aspirante, ¿le gustaría ser candidato?

—El sólo hecho de que lo mencionen es un honor, alguien que viene de la base, producto de la cultura del esfuerzo.

¿Qué tendría que pasar para que Carlos Iriarte fuera candidato?

—Tendríamos que platicarlo con mis compañeros de partido, primero para saber a qué se refieren cuando dicen que Carlos Iriarte puede ser, cuáles son las características. Es muy difícil que uno diga cuáles son sus atributos personales, salvo aquellos que son evidentes.

¿Ve usted la posibilidad de una derrota en 2017?

—Nosotros estamos muy claros de lo que hemos hecho es positivo, hay grandes aciertos, grandes logros, en esos sustentamos nuestra certeza de que podemos obtener de nueva cuenta la confianza de la sociedad. Sabemos que también hay logros que no se han alcanzado, pero se sigue trabajando en ello.